Hace unos años, James Bryant un emérito de Analog Devices que sigue propagando su conocimiento por el mundo, mencionó en una de sus conferencias a la que tuve el honor de asistir una frase que no he conseguido olvidar:  Las hojas de datos de los componentes (datasheet) deben leerse completamente antes de considerar si un componente es realmente adecuado para nuestra aplicación.

Las hojas de datos son a veces tan largas y contienen tantos datos que evitamos su lectura en detalle y nos quedamos con los detalles básicos. En otros casos, no tan siquiera las leemos: Con un par vde parámetros nos basta.

Esta frase la recuerdo, porque algunos de los fracasos de mis trabajos de diseño se deben a un lectura incompleta de la hoja de datos.Recuperar este error es SIEMPRE más costoso que una lectura detallada de la hoja de datos.

La cuestión comienza cuando en el diseño no se consideran todos los detalles, simplificando muchos de los detalles de funcionamiento basándonos en otros diseños de terceros, notas de aplicación y nuestra propia experiencia.

Y se puede comenzar con algo tan simple como una resistencia. Supongamos que queremos hacer una media de tensión de cierta precisión. La tensión que se va a medir es elevada (respecto a la entrada del convertidor ADC), por lo que la hacemos pasar a través de un divisor resistivo. Podemos emplear resistencias de precisión, del 1% o del 0,1% según la precisión final. También es posible emplear resistencias de menos precisión y calibrar cada equipo individualmente. 

FInalmente fabricamos los equipos y éstos fuincionan sin problema. Al cabo de dos o tres años comienzan a venir equipos que ya no miden correctamente. ¿Por qué? Las resistencias del divisor han visto alterado su valor. ¿Sorpresa?.

Esto no debiera ser una sorpresa. Al seleccionar las resistencias ¿se tuvo en cuenta su estabilidad a largo plazo? ¿Se tuvo en consideración el cambio en dicha estabilidad en función de la temperatura y el auto-calentamiento? Una resistencias "estándar" muchas veces nio tan siquiera presenta los valores de coeficiente de potencia o de estabilidad. Esto significa que en uso de esta resistencia, aunque estos valores sean elevados no supondrán un problema para el diseño. Si consideramos que estos datos son importantes, debemos buscar una cuya hoja de datos lo indique y entre en nuestras necesidades.

Algo tan simple como la potencia puede ser un problema. Una resistencia típica en formato 0603 puede disimar 100mW. Así que, como en mi diseño va a funcionar solo a 80mW, sin problemas. Pero si miramos con detalle, vemeros una curva "Power Deraing curve" que nos dará la potencia máxima en la resistencia en función de la temperatura.En este punto vemos que 80mW es la potencia máxima a 80ºC. ¿No será una tamperatura ambiente en mi diseño?. En algunos diseños, las resistencias se emplean para calentar un determinado elemento, electrónbico o mecánico a una temperatiura elevada. En este caso, es posible que la resistencia se emplee a 110ºC de ambiente (porque este es su cometido) La resistencia solamente puede disipar el 30% de la potencia declarada (30mW en nuestro ejemplo) ¿Se ha tenido esto en cuenta?

Si con una resistenmcia tenemos que tener (cierto, no en todos los casos, pero sí en muchos) este cuidado, ¿qué no ocurrirá con un amplificador operacional? ¿Para qué las hojas de datos de un amplificador operacional suelen incluir un esquema de los circuitos internos o parte de ellos? ¿Nos hemos detenido a mirar los gráficos y lo que indican? Vuelvo a mi maestro. La hoja de datos contiene se hace con mucho cuidado, tras numerosas mediciones yen un compendio de datos MUY ÚTILES para el diseño.

Sin embargo, la prueba de que casi nadie lee las hojas de datos en profundidad (aparte de los que las escriben), ni siquiera los que las publican, está en esta hoja de una memoria WOM (Write Only Memory o memoria de solo escritura) que alguien preparó con la intención de demostrar que nadie las leía. Merece la pesa leerla hasta el final en todos sus detalles ya que no tiene ni una frase o datos serio.