Debo reconocer que he guardado una buena colección de lámparas de incandescencia de repuesto para la iluminación de mi casa. ¡Llamadme nostálgico! Por cierto, para los nostálgicos o necesitados hay una tienda que puede suministrar prácticamenmte cualquier tipo de lámpara que se haya fabricado.

Pero esto no me impide reconocer que la iluminación LED presenta innegables ventajas.

Hoy voy a separarme de la iluminación LED en sí, para centrarme en un aspecto (tecnológimente impuesto) de los LED clásicos: La emisión monocromática. 

Hace varios años (tantos que prefiero no recordarlo) diseñé algunos sistemas de "cromoterapia" en la que se me solicitaban emisiones de colores (logitudes de onda) muy concretos (además de infrarrojos). En aquel tiempo, un LED azul estaba disponible únicamente para los centros de investigación (por el precio) y el LED ultravioleta era solamente un concepto teórico.

Pero hoy la tecnología ofrece emisores en una amplísima gama de longitudes de onda. Así que, desarrollar un aparato de cromoterapìa es mucho más simple que antes. La aparición de LED de iluminación multicolor que se pueden regular para emitir un color seleccionable o variar suavemente en el tiempo (¿para facilitar la relajación?) se puede considerar también una forma de cromoterapia.La primera vez que vi una aplicación así, hace casi una decena de años en un hotel de Francia no dejó de soprprenderme.

Pero son algunas aplicaciones, también relacionadas con la biología, las que están siendo recuperadas para el uso de los LED. Y ahora, menos relacionadas con el hombre y más relacionadas con los vegetales. La iluminación específica en procesos de horticultura se aplica desde hace mucho tiempo, pero antes se limitava a emisiones cerca del ultravioleta para plantaciones de ciertas plantas de consumo ilegal.

WURTH ELEKTRONIK (entre otros) ha recuperado estos usos bajo el lema "LED it Grow" para aplicarlo a la horticultura. Las plantas responden de forma más evidente y controlable a determinadas longitudes de onda, así que iluminarlas con LED parece ser una gran idea para ahorrar energía en invernaderos.

Un comentario final: Nuestra vista "aprecia colores" pero no distingue longitudes de onda. Hasta donde conozcvo, la respuesta biológica de tejidos y plantas está relacionada con la longitud de onda y no exasctamente con el "color que percibimos".